Diabetes tipo 2 diagnostico diferencial

Diagnóstico diferencial de la hiperglucemia en la diabetes de tipo 2

La diabetes mellitus (DM) se refiere a un espectro de trastornos con diferentes cambios metabólicos que tienen como característica común la hiperglucemia. Se produce por la interacción de agentes ambientales en una persona genéticamente susceptible. La alteración metabólica que puede dar lugar a la hiperglucemia definirá la característica patológica de cada tipo de DM. La disminución de la secreción de insulina, la resistencia a la insulina, la disminución de la utilización de la glucosa y el aumento de la producción de glucosa son las principales desregulaciones metabólicas que se conocen como causa de la hiperglucemia.

La hiperglucemia puede causar cambios secundarios en la disposición metabólica de diferentes sistemas y puede implicar a todos los sistemas orgánicos. La DM es la principal causa de enfermedad renal terminal (ERT), amputaciones no traumáticas de las extremidades inferiores y ceguera en adultos en todo el mundo.

Por ello, el diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden suponer una disminución significativa de la mortalidad y la morbilidad. La incidencia de la diabetes ha aumentado constantemente. Según los informes de la OMS, 346 millones de personas en todo el mundo tienen diabetes y se prevé que se duplique para 2030. Su prevalencia es mayor en los países desarrollados, pero las muertes por complicaciones de la DM son más frecuentes en los países en desarrollo.

  Fruta y diabetes tipo 2

Diagnóstico diferencial de la diabetes tipo 1

ResumenLa prevalencia de la diabetes en niños y adolescentes está aumentando en todo el mundo, con profundas implicaciones en la salud a largo plazo de los individuos, las sociedades y las naciones. El diagnóstico y el tratamiento de la diabetes en los jóvenes presenta varios retos únicos. Aunque la diabetes de tipo 1 es más común entre los niños y los adolescentes, la incidencia de la diabetes de tipo 2 en los jóvenes también está aumentando, especialmente entre ciertos grupos étnicos. Además, los tipos de diabetes menos comunes, como los síndromes de diabetes monogénica y la diabetes secundaria a la pancreatopatía (en algunas partes del mundo), deben identificarse con precisión para iniciar el tratamiento más adecuado. Una historia clínica y una exploración física detalladas suelen dar pistas para el diagnóstico. Sin embargo, se necesitan pruebas específicas de laboratorio y de imagen para confirmar el diagnóstico. El tratamiento de la diabetes en niños y adolescentes es difícil en algunos casos debido a cuestiones específicas de la edad y a la naturaleza más agresiva de la enfermedad. No obstante, un enfoque centrado en el paciente y centrado en la reducción integral de los factores de riesgo con la participación de todas las partes interesadas (el paciente, los padres, los compañeros y los profesores) podría ayudar a garantizar el mejor nivel posible de control de la diabetes y la prevención o el retraso de las complicaciones a largo plazo.

Diabetes tipo 2 Nih

La diabetes de tipo 1 se produce debido a la falta total de insulina producida por el páncreas. También llamada diabetes juvenil, los síntomas suelen aparecer en las primeras etapas de la vida.  La diabetes de tipo 2 se produce por la resistencia a la insulina de las células del organismo y la consiguiente incapacidad de las células beta para producir insulina.

  Plan de alimentacion diabetes tipo 2

Muchos trastornos metabólicos tienen síntomas similares a los de la diabetes, pero no se clasifican como diabetes de tipo 1 o de tipo 2. Para tratar y controlar la afección, es esencial diagnosticar la causa adecuada para que haya un tratamiento sinérgico tanto de la finalidad como de la propia diabetes.

Es un trastorno genético causado por la expresión de un gen autosómico recesivo. Los niños que la padecen desarrollan diversas enfermedades metabólicas como la diabetes insípida, la diabetes mellitus, la atrofia de los tejidos del ojo (atrofia óptica) y la sordera. Se trata de una enfermedad genética muy rara que afecta al 5% de los niños de todo el mundo.

La diferenciación entre la diabetes de tipo 1 y la de tipo 2 desempeña un papel fundamental tanto en la planificación del tratamiento como en los resultados. Lo ideal es proceder a los diagnósticos diferenciales antes de confirmar una enfermedad primaria como la diabetes. Este proceso elimina los errores y minimiza los efectos secundarios del tratamiento.

Diabetes tipo 2 pubmed

Aunque las etiologías de la diabetes de tipo 1 y de la de tipo 2 difieren drásticamente, ambas conducen a estados hiperglucémicos, y ambas comparten complicaciones macrovasculares (enfermedad coronaria, cerebrovascular y vascular periférica) y microvasculares (retinopatía, nefropatía y neuropatía). La diabetes de tipo 2 se diagnostica en la mayoría de los casos tras un cribado rutinario. Viene precedida de un estado de prediabetes, que se define por una glucosa plasmática en ayunas (FPG) de 100-125 mg/dL (5,6 a 6,9 mmol/L), o una glucosa plasmática de 140-199 mg/dL (7,8 a 11,0 mmol/L) 2 horas después de tomar 75 g de glucosa por vía oral, o una hemoglobina glucosilada (HbA1c) de 5,7% a 6,4% (39-47 mmol/mol) en ausencia de diabetes[2]American Diabetes Association. Estándares de atención médica en diabetes – 2022. Diabetes Care. Jan 2022;45(suppl 1):S1-259.

  Plan de alimentacion diabetes tipo 2

En ausencia de hiperglucemia inequívoca, el diagnóstico de diabetes se basa en dos valores confirmados de: FPG ≥126 mg/dL (≥7,0 mmol/L), glucosa plasmática ≥200 mg/dL (≥11,1 mmol/L) 2 horas después de 75 g de glucosa oral, o HbA1c de ≥6,5% (≥48 mmol/mol).[2]American Diabetes Association. Normas de atención médica en diabetes – 2022. Diabetes Care. Jan 2022;45(suppl 1):S1-259.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad