Tratamiento para la caída del cabello por diabetes

Caída del cabello en la diabetes tipo 2

Todo el mundo pierde algo de pelo cada día. Puede parecer sorprendente, pero la realidad es que las personas pierden entre 50 y 100 cabellos al día, según la Academia Americana de Dermatología. La mayoría de nosotros no lo notamos. Sin embargo, si notas una cantidad de pelo mayor de lo habitual, por ejemplo, en la almohada, en el cepillo o en la ducha, es posible que te preguntes si estás perdiendo más de lo normal. Hay muchas razones para la caída del cabello, pero ¿es la diabetes una de ellas?

¿Por qué valoramos tanto nuestro cabello? El cabello ha ocupado un lugar destacado en la historia. La Biblia nos cuenta que Sansón obtuvo su fuerza de su larga cabellera y la perdió cuando Dalila se la cortó. Sacerdotes y monjes solían afeitarse la coronilla para mostrar su falta de vanidad y simbolizar su voto de castidad. A lo largo de los siglos, distintas culturas han mantenido normas sobre el cabello: por ejemplo, el peinado mohawk procede de la nación nativa americana pawnee del Medio Oeste. Los miembros de algunas tribus africanas se afeitan la cabeza en señal de luto o por su estado civil. Incluso los cuentos de hadas y la mitología ensalzan las virtudes del cabello: ¿quién no recuerda la larga trenza de Rapunzel cayendo por el muro de la torre, que ayudó a su príncipe a subir y salvarla? No olvidemos a Medusa, con su "cabellera" de serpientes que convertía a la gente en piedra.

¿Cómo frenar la caída del cabello provocada por la diabetes?

Algunas personas pueden ralentizar o detener la caída del cabello provocada por la diabetes. La forma más eficaz de hacerlo es mantener un buen control de los niveles de azúcar en sangre y controlar el estrés. Una persona puede controlar su nivel de azúcar en sangre: vigilando regularmente sus niveles de azúcar en sangre.

  Tratamiento diabetes infantil

¿Puede volver a crecer el pelo perdido por la diabetes?

Si la caída del cabello está relacionada con el control de la diabetes, es posible que deba ajustar la medicación, la dieta o el estilo de vida. Una vez mejorado el control de la glucemia, debería notar una reducción de la caída del cabello. Perderá menos cabellos y le volverán a crecer más de los que ha perdido.

¿Cómo me puedo dejar crecer el pelo si tengo diabetes?

La prioridad número uno a la hora de recuperar el cabello con diabetes es eliminar los alimentos problemáticos y ser más activo. Tomar estas medidas le permitirá controlar mejor sus niveles de azúcar en sangre con dosis más pequeñas de medicamentos.

Insulina y crecimiento del cabello

Los altos niveles de azúcar en sangre y las complicaciones asociadas a la diabetes pueden tener un impacto indirecto, aunque adverso, en los folículos pilosos de la cabeza, provocando el debilitamiento del cabello. La caída del cabello puede deberse a varias razones, desde la falta de hierro y el estrés de vivir con una enfermedad crónica hasta incluso ciertos medicamentos.

Se sabe que la resistencia a la insulina, un síntoma asociado a la diabetes, provoca la caída del cabello. Además de perder más pelo de lo habitual, la diabetes también puede ralentizar su crecimiento. El pelo crece a un ritmo más lento de lo habitual entre quienes padecen esta enfermedad.

La diabetes puede crear un entorno hostil para los folículos pilosos del cuero cabelludo, las pestañas y las cejas, debido a un flujo sanguíneo deficiente. En algunos casos, también puede desencadenar el efluvio telógeno, una enfermedad en la que se produce una caída o adelgazamiento del cabello repentinos e inexplicables como reacción a la incapacidad del organismo para producir insulina.

  Dolor de piernas diabetes tratamiento

También hay casos de personas diagnosticadas de diabetes de tipo 1 que han sufrido alopecia areata relacionada con la diabetes, una enfermedad en la que el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos de la cabeza o de otras partes del cuerpo, provocando la caída del cabello. A algunas personas con diabetes también se les diagnostica tiroides, que provoca la caída del cabello.

Diabetes y pérdida de cejas

¿Le han diagnosticado diabetes recientemente? ¿Ha notado cada vez más pelos en el cepillo? O tal vez lleve mucho tiempo viviendo con diabetes, pero aun así merece la pena plantearse si la enfermedad podría estar contribuyendo a su caída del cabello.

La alopecia androgenética se caracteriza por la calvicie de patrón masculino, y puede darse en ambos sexos debido a cambios hormonales. La alopecia areata se desarrolla cuando el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos, y el efluvio telógeno es la pérdida de cabello que se produce como respuesta al estrés.

Hemos pedido a nuestro especialista en trasplantes capilares, el Dr. Martin Maag, que nos explique cómo pueden influir en el cabello la diabetes de tipo 1 y de tipo 2, y qué tratamientos existen para la caída del cabello inducida por la diabetes.

Por desgracia, este tipo de diabetes suele ir acompañada de otros problemas inmunitarios como la alopecia areata, una afección autoinmunitaria que puede provocar la caída del cabello en parches que se asemejan a una gran moneda.

La prioridad número uno a la hora de que vuelva a crecer el pelo con diabetes es eliminar los alimentos problemáticos y volverse más activo. Tomar estas medidas le permitirá controlar mejor sus niveles de azúcar en sangre con dosis más pequeñas de medicamentos.

Pérdida de cabello por diabetes femenina

La diabetes es una enfermedad crónica que puede afectar a múltiples partes del cuerpo. Además de problemas graves, también puede provocar problemas cutáneos y caída del cabello. La diabetes y la caída del cabello son problemas acuciantes en todo el mundo. Intentemos comprender sus causas y posibles tratamientos.

  Nuevo tratamiento para la diabetes

La pérdida o el debilitamiento del cabello es un problema común entre los diabéticos. La caída del cabello debida a la diabetes se conoce como alopecia areata. Puede hacer que se pierda el pelo en otras partes del cuerpo como las piernas, los brazos, etc. Cuando vuelve a crecer, lo hace a un ritmo más lento de lo normal.

Como todos saben, la diabetes puede afectar al sistema inmunitario. Puede debilitar los folículos pilosos y ralentizar el crecimiento del pelo. También provoca la caída del cabello en diferentes partes del cuerpo. Puede tener los siguientes efectos sobre el cabello

Una persona diabética puede sufrir caída del cabello principalmente por las siguientes razones: estrés, altos niveles de azúcar y Alopecia Areata. La alopecia areata afecta a alrededor del 3% de la población diabética de todo el mundo. Se están llevando a cabo investigaciones para averiguar las posibles causas y el tratamiento de esta enfermedad.

Subir