Diabetes mellitus tipo 2 y obesidad

Diabetes obesidad

La obesidad aumenta la patogénesis de la DMT2 mediante la estimulación de la resistencia a la insulina. El tratamiento de la DMT2 se ha visto restringido por el escaso conocimiento de la resistencia a la insulina. Sin embargo, varios estudios han descrito la asociación entre la disfunción mitocondrial, la inflamación, la hiperinsulinemia y la lipotoxicidad con la resistencia a la insulina.7 El estrés del retículo endoplásmico, el estrés oxidativo, los antecedentes genéticos, el envejecimiento, la hipoxia y la lipodistrofia también se han señalado en la patogénesis de la DMT2 mediante la inducción de la resistencia a la insulina. Sin embargo, ninguno de estos conceptos ha conducido al descubrimiento de fármacos eficaces para la DMT2. La razón podría ser la falta de acuerdo sobre los mecanismos interrelacionados de la resistencia a la insulina en la DMT2.7 En los siguientes apartados se analizarán en parte los diferentes cambios fisiológicos que intervienen en la resistencia a la insulina asociada a la obesidad.

Los niveles elevados de citoquinas proinflamatorias o el aumento del número de glóbulos blancos en la sangre o los tejidos se describen como inflamación. La sobreestimulación del proceso inflamatorio conduce con frecuencia a diversas anomalías, como la disfunción de órganos y la lesión de tejidos. La obesidad podría causar una inflamación crónica y de bajo grado que está implicada en la DMT. Además, los adipocitos viscerales segregan citoquinas específicas del tejido adiposo (leptina, adiponectina y citoquinas inflamatorias (factor necrótico tumoral-α (TNF-α)) e interleucina-6 (IL-6)). Una cantidad elevada de tejido adiposo que drena hacia la vena porta, las quimiocinas y la producción de IL-6 pueden inducir una resistencia hepática y sistémica a la insulina.7,8

  Uvas y diabetes tipo 2

Estadísticas sobre la diabetes de tipo 2 y la obesidad

La obesidad y la diabetes de tipo 2 (DMT) son problemas de salud pública, con consecuencias sanitarias y costes económicos que han suscitado preocupación en todo el mundo. El aumento de la prevalencia de la diabetes es paralelo al de la obesidad. Algunos expertos denominan a esta doble epidemia “diabesidad” Un índice de masa corporal (IMC) y un perímetro de cintura (CC) elevados se asocian significativamente a la DMT2. Una de las consecuencias de la obesidad es un mayor riesgo de desarrollar DMT. Hay pruebas de que los periodos prenatal, de la primera infancia y de la adolescencia son críticos en el desarrollo de la obesidad. La mayoría de los individuos obesos tienen niveles plasmáticos elevados de ácidos grasos libres (AGL), que se sabe que causan resistencia periférica (muscular) a la insulina. La pérdida de peso, ya sea mediante la modificación del estilo de vida, la farmacoterapia o la cirugía bariátrica, mejora el control glucémico y los parámetros metabólicos relacionados con la enfermedad cardiovascular. La farmacoterapia para el control glucémico con metformina o agonistas del GLP-1 e inhibidores del DPP-4 ayuda a la reducción de peso.

Nguyen, N.T., et al. (2008) Association of hypertension, diabetes, dyslipidemia, and metabolic syndrome with obesity: Hallazgos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, 1999 a 2004. Journal of the American College of Surgeons, 207, 928-934.

Relación entre obesidad y diabetes pdf

La obesidad se define en términos generales como la condición de tener demasiada grasa (también llamada tejido adiposo). Las causas de la obesidad pueden incluir un estilo de vida sedentario, la falta de acceso a alimentos saludables, los genes y los antecedentes familiares, ciertas condiciones de salud y medicamentos, factores emocionales, la falta de sueño, la edad, y más (1).

  Celulas madre diabetes tipo 1

La obesidad puede definirse además como el hecho de tener un Índice de Masa Corporal (IMC) de 30 o más. El IMC es el método más común para medir la grasa corporal. Se trata de un cálculo matemático muy discutido que incluye la altura y el peso. ¿Por qué el debate? Bueno, el cálculo del IMC no tiene en cuenta los antecedentes familiares, el sexo, la edad o la raza. Además, puede ser inexacto para las personas con ciertos tipos de cuerpo (piensa en los culturistas, etc.).

Otra medida muy utilizada es el perímetro de la cintura, que determina la cantidad de grasa abdominal. Un exceso de grasa abdominal desproporcionado con respecto a la grasa corporal total puede ser un factor de riesgo relacionado con la obesidad. Las personas de riesgo son los hombres con una medida de cintura superior a 40 pulgadas y las mujeres con una medida de cintura superior a 35 pulgadas. Otros factores, como los antecedentes familiares, el nivel de actividad física, el tabaquismo y la dieta, pueden utilizarse para evaluar el riesgo individual.

Obesidad y diabetes tipo 2 pubmed

OverviewLa diabetes tipo 2 es una alteración en la forma en que el organismo regula y utiliza el azúcar (glucosa) como combustible. Esta afección a largo plazo (crónica) hace que circule demasiado azúcar en el torrente sanguíneo. A la larga, los niveles elevados de azúcar en sangre pueden provocar trastornos en los sistemas circulatorio, nervioso e inmunitario.

  Novedades tratamiento diabetes tipo 2

En la diabetes de tipo 2, hay principalmente dos problemas interrelacionados. El páncreas no produce suficiente insulina -una hormona que regula el movimiento del azúcar hacia las células- y las células responden mal a la insulina y absorben menos azúcar.

La diabetes de tipo 2 solía conocerse como diabetes de inicio en la edad adulta, pero tanto la diabetes de tipo 1 como la de tipo 2 pueden comenzar durante la infancia y la edad adulta. La de tipo 2 es más frecuente en los adultos mayores, pero el aumento del número de niños con obesidad ha hecho que haya más casos de diabetes de tipo 2 en personas jóvenes.

No hay cura para la diabetes de tipo 2, pero perder peso, comer bien y hacer ejercicio pueden ayudar a controlar la enfermedad. Si la dieta y el ejercicio no son suficientes para controlar el nivel de azúcar en la sangre, es posible que también necesite medicamentos para la diabetes o un tratamiento con insulina.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad