Diabetes en gatos síntomas

I diabetes de cuidado de gatos

Si un gato desarrolla diabetes, sus células no son capaces de absorber el azúcar y se quedan sin energía. El páncreas sigue produciendo más y más insulina en un intento de hacer llegar el azúcar a las células, hasta que finalmente se agota y deja de funcionar. Las células del cuerpo siguen pasando hambre, los niveles de azúcar en sangre aumentan de forma anormal y se desarrollan los síntomas de la diabetes.

Ser obeso aumenta el riesgo de que un gato desarrolle diabetes, pero otras enfermedades (como la pancreatitis) y ciertos medicamentos también pueden provocarla. La mayoría de los gatos padecen diabetes de tipo 2, que mucha gente entiende como una enfermedad que no necesita inyecciones de insulina. Sin embargo, la diabetes de tipo 2 en los gatos es ligeramente diferente y puede tratarse con insulina y una dieta bien controlada.

Si un gato con diabetes recibe un tratamiento rápido, tiene muchas posibilidades de mejorar lo suficiente como para dejar de recibir inyecciones de insulina y ser controlado sólo con la dieta. Mantener a su gato delgado y controlar lo que come es necesario para un buen control de la diabetes.

Muestras de orina. Su veterinario necesitará una muestra de orina para comprobar si contiene azúcar/glucosa. Puede ser útil llevar una muestra de orina a su cita. Vea nuestro vídeo sobre la recogida de una muestra de orina de su gato.

Diabetes de gato en remisión

La diabetes felina es una enfermedad algo común en los gatos, especialmente en los que tienen sobrepeso. Los síntomas de la diabetes felina incluyen micción frecuente, sed excesiva, pérdida de peso y debilidad. Si su gato experimenta estos síntomas, debe llevarlo al veterinario para iniciar el tratamiento lo antes posible.

  Sintomas de la diabetes manchas en la piel

La diabetes felina es una enfermedad caracterizada por una mala respuesta a la insulina o una resistencia a la insulina, lo que conduce a niveles elevados de glucosa en sangre. Esto puede causar una amplia gama de síntomas en los gatos que pueden o no ser fácilmente perceptibles. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son cruciales cuando se trata de la diabetes felina, así que considere la posibilidad de visitar a un veterinario si su gato muestra síntomas.

Como padre de una mascota, es importante reconocer los síntomas de la diabetes felina para saber cuándo su gato necesita ir al veterinario. La diabetes en los gatos puede pasar fácilmente desapercibida si no sabe qué buscar, especialmente si su gato pasa mucho tiempo fuera. Si quiere mantener a su gato sano, estos son algunos de los síntomas de la diabetes felina que debe conocer.

Gatito con hiperglucemia

La diabetes en los gatos es una enfermedad de larga duración, pero no tiene por qué afectar a la calidad de vida de tu gatito. Descubra qué hacer si sospecha que su gato tiene diabetes y cómo controlarla con nuestra guía.

Por lo general, la diabetes en los gatos no es algo de lo que haya que preocuparse: esta afección a largo plazo puede controlarse con un tratamiento y no tiene por qué afectar en gran medida a la calidad de vida de su mascota. De hecho, con un poco de atención extra, su gato volverá a estar en sus cuatro patas antes de que se dé cuenta. Seguramente seguirá haciendo travesuras, llamando la atención de las visitas y escapando de los problemas como antes.

  Diabetes bebe sintomas

Existen varios tipos de diabetes en los gatos, al igual que en los humanos. Si su gato tiene un tipo de diabetes, su veterinario le informará de cuál es y cómo funciona. La forma de tipo uno, que es la más común en los perros, es en realidad muy rara en los gatos, y el tipo de diabetes más común en los gatos se llama “Diabetes de tipo II”, también conocida como “Diabetes Mellitus” (DM).

La diabetes mellitus es una enfermedad en la que su gato tiene dificultades para utilizar el azúcar como fuente de energía. Cambia la forma en que sus músculos utilizan la energía y, si no se trata, puede provocar cambios de peso y más enfermedades.

Gato con cetoacidosis diabética

Los gatos diabéticos son más comunes de lo que creemos. Así que, si tiene un gato, es posible que sienta curiosidad por la diabetes felina, que se está convirtiendo en un problema cada vez más molesto para nuestros amigos felinos. Hemos recopilado lo que necesita saber sobre los síntomas de la diabetes felina, las complicaciones médicas y las tres principales opciones de tratamiento. Identificar los signos en una fase temprana puede ayudar a prolongar y mejorar la calidad de vida de su gatito.

Al igual que la diabetes humana, la diabetes felina tiene que ver con la producción y el uso de la insulina en el organismo. La insulina es una hormona segregada por el páncreas, que desempeña un papel importante en la regulación del nivel de glucosa en el torrente sanguíneo. La glucosa es como el combustible celular que los gatos, las personas y todos los seres vivos necesitan para mantenerse vivos. En el caso de la diabetes humana o felina, el páncreas no produce suficiente insulina o el organismo no puede utilizarla adecuadamente para equilibrar los niveles de glucosa. Cuando hay demasiada insulina en el cuerpo, la glucosa se acumula y provoca una condición llamada hiperglucemia.

  Como saber si se tiene diabetes sintomas

La hiperglucemia felina es el término técnico para referirse a un nivel elevado de glucosa en sangre en los gatos. Cuando un gato enfermo se vuelve hiperglucémico, el cuerpo no puede utilizar la glucosa como combustible y empieza a descomponer las grasas para obtener energía. Este proceso da lugar a un producto de desecho llamado cetonas. Si el nivel de cetonas es demasiado alto, se produce una cetoacidosis, que es una situación potencialmente mortal que requiere atención médica inmediata. Si tiene un gato diabético, es importante que esté atento a los signos de hiperglucemia, como:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad