Contenido de sodio en los alimentos

La sal oculta en los alimentos conlleva un exceso de sodio que favorece la obesidad, hipertensión, retención de líquidos, enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio, osteoporosis, insuficiencia renal… En este artículo repasamos el contenido de sodio de algunos alimentos de consumo frecuente.

La OMS asegura que disminuir la cantidad de sal en la alimentación es tan importante como dejar de fumar, en cuanto a la reducción de enfermedades cardiovasculares.

Peligros del consumo de sodio

Los órganos que más sufren por el consumo excesivo de sodio son el corazón y los riñones. Pero también favorece las gastritis y úlceras de estómago, así como a cáncer de estómago, empeora la circulación sanguínea, favoreciendo la formación de edemas, varices, arañas vasculares y celulitis.

Los pacientes con hipertensión, insuficiencia renal o cardíaca deben llevar una dieta baja en sal. Si sigues un tratamiento con cortisona también es aconsejable que tomes poca sal ya que favorece la retención de líquidos.

Alimentos como la carne, las verduras o los lácteos de manera natural contienen sodio, si le añades más sal al cocinarlas o les añades salsas te pasarás seguro de la cantidad recomendada.

El consumo recomendado de sodio son 1500 mg al día y cómo máximo 2300 mg (2,3 g). No debes sobrepasar los 5 g de sal al día (una cucharadita de café). 

Actualmente sobrepasamos este límite con creces, en Europa consumimos entre 8 y 12 g/día. Y en gran parte se debe a sal oculta en la alimentación.

Debes fijarte bien en las etiqueta, con la nueva ley de etiquetado ahora tiene que indicar sal.  La sal contiene un 40% de sodio.

Aunque existe sal sin sodio a base de cloruro potásico, no se debe tampoco de abusar, pues el exceso de potasio también puede ser perjudicial para personas con problemas de corazón o riñones.

Se considera que un alimento con alto contenido en sal es aquel que tiene más de 1 g de sal por 100 g de alimento o 0,4 g de sodio en 100 g de alimento.

Clasificación de los alimentos según su contenido de sodio y sal

Contenido de sodio de alimentos

En la siguiente infografía hemos recogido unos ejemplos de alimentos de consumo frecuente y cuánto supone su aporte de sodio sobre el límite diario máximo.

El contenido de sodio oculto en los alimentos. Ejemplos de alimentos de consumo frecuente

Según el grupo de trabajo sobre Hipertensión de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria, los alimentos que más sal aportan a la dieta de los españoles son: aceitunas, encurtidos (pepinillos, banderillas…), anchoas, aperitivos salados (patatillas, ganchitos…), embutidos, carne seca o curada, cereales de desayuno, comidas precocinadas, conservas, caldos de carne, frutos secos salados, galletas (sobre todo las saladas), pan blanco, quesos y mantequilla (con sal), pescados salados o ahumados (salmón), perritos calientes, pizzas o hamburguesas, patés, foi-gras, cacao soluble (cola-cao, nesquik…), repostería (dulces preparados), salsas preparadas (mayonesa, ali-oli, salsa de soja, ketchup, mostaza..), sopas de sobre o enlatadas.

Qué te ha parecido este artículo sobre el contenido de sodio en los alimentos? Déjanos un comentario y nuestros Farmacéuticos y Nutricionistas te asesorarán.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar